domingo, febrero 05, 2006

"Aquellos maravillosos años"


Seguro que todos recordamos algunos muebles u objetos decorativos de la casa de nuestras abuelas...Nos parecen curiosos, originales, extravagantes y, a veces, incluso innovadores. Y es que todo aquello ha vuelto con gran fuerza, de esto no nos cabe duda.
Algunos de esos objetos decorativos o muebles son ya joyas de coleccionista y adornan hoy día vitrinas y espacios destacados de muchas viviendas actuales.



Entre los años 60 y 70 se da un increíble desarrollo de los electrodomésticos y utensilios de cocina. Resalta, por ejemplo, la asadora carmela, una especie de plancha que según la publicidad de la época era única para asar carnes y pescados y facilísima de limpiar. También la olla express de Magefesa que supuso una gran revolución para las amas de casa de aquel entonces.
En los armarios de las cocinas era habitual encontrarse con grandes latas de metal, decoradas con diferentes dibujos, para guardar galletas, legumbres, pasta...
Las primeras que compró mi madre cuando se casó siguen estando en mi casa, se han guardado tantas cosas en ellas...Incluso sigue en un armario de mi cocina la típica lata de metal de Cola-Cao, que ahora ya es casi una pieza de coleccionista.




En la radio de la cocina, que en la mayor parte de las casas había, se escuchaba el consultorio de Elena Francis. Un programa radiofónico enfocado principalmente a la mujer, desde el que se daban respuestas a las numerosas cartas que enviaban las oyentes. También tenían gran éxito las radionovelas, precursoras de los culebrones latinoamericanos de hoy en día que cada vez abundan más...



La vajilla que había en todas las casas: los platos y vasos Duralex, que no se rompían jamás, según la publicidad. Hace relativamente poco que mi madre cambió la vajilla de casa, que, por supuesto, era Duralex.
Y, es que está claro, que todo lo de aquellos años no está tan desfasado. Sólo hay que mirar bien en nuestras cocinas, salones, habitaciones...
Próximo capítulo: salones.