domingo, diciembre 11, 2005

Nació en 1959 para satisfacer la demanda de una generación, la de los 60, que ansiaba un vehículo con el que cumplir sus deseos de independencia.
Corría el año 1957 cuando el entonces presidente de British Motor Corporation, Leonard Lord, invita a comer a su ingeniero jefe favorito, Alec Issigonis. Sobre la mesa se plantea la necesidad, y la prioridad, de crear un automóvil pequeño y económico. Un coche con el que atender la creciente necesidad de movilidad individual de la sociedad británica de aquellos años. Y ahora, 40 años más tarde, el Mini es una de las grandes leyendas de la industria automovilística mundial. El Mini marcó un antes y un después en la forma de diseñar automóviles. La idea era crear un coche lo más pequeño posible, pero que diera cabida a cuatro personas y tuviera algo de sitio para el equipaje.

El auténtico boom del Mini empieza en 1962. En ese año el abanico de usuarios cambió tan rápido como la música de entonces. Las personas con poco poder adquisitivo valoraban su economía, los jóvenes apreciaban la diversión que proporciona al volante y las mujeres lo adoptaron como símbolo de una independencia que aún tardaría en llegar. En 1964 la diseñadora de moda Mary Quant se basó en el nombre del coche para bautizar a la prenda femenina por excelencia, la minifalda (mira tú por donde, qué curioso origen el de la minifalda). Su imparable carrera hacia el éxito estuvo acompañada por ilustres propietarios: Los Beatles, Peter Sellers, Enzo Ferrari, Brigitte Bardot, Steve McQueen, David Niven, Paul Neuman, Jean Paul Belmondo...

El Mini en la actualidad sigue sorprendiendo, y es que ahora todo aquel que se permita comprar este coche (que ya no es tan barato como antaño) y a la carta tiene su sitio en Mini España. Y si no puedes permitírtelo, te entretendrás diseñando tu Mini ideal.

Por cierto, la historia del Mini también está ligada a España. Se fabricó en la localidad navarra de Landaben (cuya factoría es hoy propiedad de Volkswagen, ahora pendiente de un hilo) desde finales de 1968.

4 Comments:

Blogger myriam said...

Hace muchos años mi padre compró un mini azul!!era super chulo y ren invoerno, aunque no lo pareciera era el primero en arrancar. Nunca se calaba! La pena es que ya un dia dejo de arrancar...pero hace relativamente poco eh? Nunca llegué a conducirlo pero desde luego formaba parte de la familia...
Me ha encantando el post, Leire!

11 diciembre, 2005 19:11  
Anonymous Equipo de Pop Thing said...

Pues sí, si que estuvo vinculada a Navarra. Miguel, el 'dire' de Pop Thing, tuvo un precioso Mini Cooper 1300, rojo, con el techo blanco. Lo conservó desde 1999 hasta el 2002 y era una pocholada. Lo fabricaron en Navarra, en la fábrica que entonces era de AUTHI, en junio del 75. Ahora lo restaura un coleccionista catalán.

12 diciembre, 2005 09:30  
Blogger lorelolita said...

La herramienta de la web de mini es una pasada, ya me gustaría a mí que apareciera aparcada aquí abajo la monada que acabo de diseñar! seguiremos soñando...

13 diciembre, 2005 20:34  
Blogger Ana Ráez said...

¡Fue mi primer gran coche!

De esto hace unos cuantos años...

Era tan grande... tan enorme, que entrabamos todos...y más.

Era blanco, sencillito, no era el caro, no, era un precioso Mini blanco 1000... Pero yo, me sentía... "la más bella del baile".

Eso si, cuando llovía, o pillaba un charco de agua, zásss... se
paraba, y ya no arrancaba hasta que el delco que se había mojado, al cabo de un rato se secaba, y entonces arrancaba con ese rugido tan peculiar de los Minis, y súper felices retomabamos camino, los dos, o los tres, o los cuatro, o los cinco... ya os he dicho... que era un coche grande, un gran coche!

Enhorabuena Mini por tu vuelta. Proximamente te haré un homenaje, que expondré en el Blog para disfrute de tod@s.

Un saludo E-pop.

Ana Ráez
Pop Art Photos

18 diciembre, 2005 14:46  

Publicar un comentario

<< Home